Hackeando Idiomas – Como Aprender Ingles Rapido

Antes de nada, te aconsejo que te prepares una buena taza de café, porque esta guía va a ser bastante extensa y detallada. Eso sí, te prometo que al terminarla no tendrás NINGUNA duda respecto a cómo aprender inglés rápido. En realidad, esta guía te servirá para aprender cualquier idioma europeo ya que trata de los principios básicos del aprendizaje rápido. ¡Vamos allá!

Cómo aprender inglés rápido: 100 maneras diferentes

¿Cómo aprender inglés rápido? Para empezar, te quiero decir que no existe una única manera de aprender un idioma. Conozco a muchos políglotas  (personas que hablan varias lenguas), y la realidad es que todos han aprendido idiomas de manera diferente. Te pongo algunos ejemplos:

  • Algunos empiezan a hablar con nativos desde el día 1. Por ejemplo, Benny Lewis aprende unas cuantas frases básicas y en seguida las pone en práctica hablando con un nativo. Su objetivo, según él, es cometer al menos 200 errores al día y recibir tanto feedback que le permita aprender y mejorar el idioma día tras día.
  • Algunos políglotas empiezan por aprender las 500 palabras más usadas. Los lingüistas consideran que una persona media utiliza unas 300-400 palabras al día. En realidad, las 400-500 palabras más usadas te ayudarán a entender entre el 60% y el 80% del idioma dependiendo del contexto en el que se utilicen.
  • Otros empiezan a aprender un idioma estudiando solamente la gramática. Esto quiere decir que, en vez de aprender frases como «hola, ¿cómo estás?«, intentan entender desde el primer día cómo funciona el idioma en general  (cómo se construyen las frases, qué estructuras gramaticales son las más utilizadas, qué tiempos verbales son los más frecuentes, etc.).
  • Hay otros que empiezan a aprender imitando los sonidos de un idioma. Para ellos, el idioma es una serie de sonidos, así que para descifrarlos, antes de nada aprenden a escuchar y pronunciar el idioma muy bien

El método de aprendizaje perfecto no existe

Todos somos diferentes,  aprendemos de manera diferente, nuestros objetivos son diferentes. Pero, ¿hay algo que una a todas estas personas que hablan tantísimos idiomas? ¿Tienen algo en común? ¿Hay algunas estrategias que nos permitan aprender más rápido? La respuesta es que SÍ. Sigue leyendo y te explicaré cómo aprender inglés rápido (paso a paso) y empezar a hablar en pocos meses en vez de en años.

Como ya sabes, la mentalidad es fundamental para conseguir cualquier cosa. Si piensas que no eres capaz de aprender inglés, tienes razón. Cualquier creencia limitante («no conseguiré X, porque me falta Y») se refleja inmediatamente en tu comportamiento y, como consecuencia, en los resultados que obtienes.

Si lo pensamos, es algo muy lógico y natural: si estás [email protected] y crees en ti, el cerebro produce una serie de hormonas (entre ellas, la dopamina) que te dan fuerzas y ganas de trabajar para conseguir tus objetivos. Por esta razón, aunque el objetivo principal de esta guía es explicarte cómo aprender inglés rápido, también quiero hablarte de la motivación y la planificación que te ayudarán a conseguir tus objetivos lingüísticos más rápido. Aquí tienes los 6 puntos principales a tener en cuenta:

1. ¿Qué quieres conseguir? Persigue los objetivos inteligentes (SMART goals)

Seguramente tendrás buenas razones para aprender inglés, pero para aprender rápido y de manera eficaz necesitas tener un objetivo concreto, medible, realista, relevante y limitado en el tiempo. En inglés, a este tipo de objetivos los llaman «SMART goals». Te explico rápido en qué consisten y por qué son tan importantes.

SMART goals
  • Specific (concreto): para empezar, si tienes el objetivo de «aprender inglés rápido para hablarlo algún día», es probable que nunca llegues a este punto. ¿Por qué? Porque si lo analizamos bien, este objetivo da más preguntas que respuestas: «¿Qué se entiende por hablar inglés?», «Aprender rápido: ¿de cuánto tiempo estamos hablando?, «Hablarlo algún día: ¿de verdad necesito aprenderlo ahora?», etc. Así que vamos a convertir nuestro objetivo de «aprender inglés» en algo más concreto y específico: «quiero ser capaz de mantener una conversación básica con mis amigos», «me gustaría ser capaz de leer revistas en inglés sobre automóviles «, «quiero ser capaz de ver y entender mi serie favorita, «Friends», en el original», etc.
  • Measurable (medible): esto significa que tienes que ser capaz de medir tus resultados. En nuestro caso, podríamos medir nuestros resultados según el tiempo dedicado al aprendizaje (hay apps que puedes utilizar con este fin), con tests de nivel y con el feedback que recibamos de nuestro profesor o language partner.
  • Achievable (realista): está claro que si tenemos un objetivo poco realista  (por ejemplo, «ser capaz de aprender inglés desde cero en 2 semanas para tener una entrevista de trabajo en este idioma»), no lo vamos a conseguir. Ser realistas desde el minuto 1 nos ayuda a evitar bajones y frustraciones inútiles.
Be SMART
  • Relevant (relevante): para entender si tu objetivo de aprender inglés es relevante para ti, contesta a las siguientes preguntas. ¿Es el momento adecuado para invertir mi tiempo en esto? ¿Aprender inglés forma parte de mis prioridades en este momento? Si la respuesta es que NO, es posible que sea mejor que te replantees tu objetivo.
  • Time bound (limitado en el tiempo): este punto es uno de los más importantes. Cuando formulas tu objetivo, ponte una fecha límite: un mes, tres meses o, cómo máximo, seis meses.  Así te esfuerzas mucho todos los días y de manera constante, sin perder la motivación por el camino. A mí, por ejemplo, me gusta hacer retos de idiomas, así me aseguro de sacar el máximo partido a mi tiempo y aprender de manera rápida y centrada. Si sientes curiosidad, échale un vistazo a los resultados de mis 2 retos: italiano básico en 7 días y francés intermedio en 3 meses.

Resumiendo, te pongo ejemplos de «objetivos inteligentes» que te ayudarán a aprender inglés rápido: «ser capaz de mantener una conversación de 30 minutos por Skype dentro de 3 meses, «ser capaz de ver mi serie favorita y entender al menos el 80% en 6 meses« o «obtener un B1 en un examen oficial de inglés en 7 meses«.

 

2. Cómo aprender inglés rápido: crea tu visión motivadora

¿Cómo cambiará tu vida de aquí a un año, si aprendes un nuevo idioma? ¿De aquí a 3 años? ¿Qué quieres ser, hacer y tener? Redacta e imprime tu visión y revísala todos los días o cuando necesites un chute de motivación.

Esto implica que, si tienes una visión potente, dejarás de buscar excusas para no ponerte a estudiar y, en consecuencia, conseguirás todos tus objetivos.

3. Prioriza

Solo haz tareas concretas que lleven a un objetivo concreto. Por ejemplo, si quieres aprender a hablar inglés en 3 meses, céntrate en hablar con nativos por Skype y en trabajar las expresiones más comunes y los temas de conversación en los que estás [email protected]

 

4. Aprovecha tus «momentos escondidos»

Este hack es mi favorito. En realidad, cuando me di cuenta de la cantidad de «momentos escondidos» que tengo durante el día, no sabía si alegrarme o asustarme. Resulta que entre lavarme los dientes, ducharme, vestirme, cocinar y fregar se me van unas 2 horas al día… ¿Te imaginas cuánto inglés podrías aprender en 2 horas al día? Sí, un montón. Y lo bueno es que casi no tienes que hacer nada :). Solo tienes que descargarte al teléfono algún podcast interesante y escucharlo (de eso te hablaré más abajo). Otra opción es revisar tus flashcards con las palabras cuando haces cola en algún sitio o tienes que esperar algo.

Aprovecha tus momentos escondidos, aquellos que de otra forma serían fragmentos de tiempo insignificantes; aquellos que nunca piensas en aprovechar de manera práctica. Dedica esos momentos escondidos a tu aprendizaje de idiomas, incluso si no son más que quince, diez o cinco segundos cada vez. Hacerlo te convertirá en una tortuga victoriosa.

– Barry Farber, «Cómo aprender cualquier idioma»

5. Haz «misiones» semanales

Si tienes un objetivo de hablar inglés en 12 semanas (3 meses), divide tu objetivo en 12 misiones semanales. Por ejemplo, la misión de la primera semana puede ser aprender a hablar de ti, tu familia, tu trabajo, etc. La misión de la segunda semana puede ser aprender a hablar del futuro, de tus planes, etc. Más abajo, en el paso 1, te hablaré de los temas de conversación (y las estructuras correspondientes) que pueden servir como base para determinar tus «misiones» semanales.

6. Cómo aprender inglés rápido: el único secreto que necesitas saber

Hay un libro bastante famoso, escrito por Darren Hardy, titulado «The Compound Effect». Habla, básicamente, de la importancia del efecto acumulativo. Sí, así de sencillo: si quieres aprender inglés rápido y sin morirte en el intento, necesitas dedicarle un poco de tiempo todos los días.

Supongamos que eres una persona muy ocupada y puedes dedicarle al aprendizaje solamente 25 minutos al día. ¿Piensas que es muy poco y que así no vas a aprender jamás? Vamos a hacer un poco de matemáticas para que veas que te equivocas. 

25 minutos al día X 365 días = 9125 minutos o 152 horas.

¿Sabes cuánto inglés puedes aprender en 152 horas? Bastante; si lo haces bien, después de 152 horas de aprendizaje podrás mantener una conversación con un nativo sin ningún problema.

En realidad, esta es la píldora mágica que siempre buscamos cuando queremos conseguir algo: la constancia. Es que no existe otra manera; si te dicen que puedes aprender sin ningún esfuerzo (o sea, sin hacer nada), te están mintiendo.

Resumiendo, a continuación te muestro la fórmula mágica para aprender inglés rápido (y para conseguir cualquier cosa en la vida): 

TÚ → DECISIÓN + ACCIONES QUE TOMAS + COSTUMBRE DIARIA + TIEMPO → OBJETIVO

Espero que estos consejos te hayan sido útiles. Ahora te voy a dar los 3 pasos a seguir para aprender inglés rápido, de manera eficaz y siempre teniendo en cuenta tus objetivos personales con la lengua.